18 octubre de 2021

¿Cómo construir un sofá con palés?

Compartir en

Construir un sofá con palés es

más fácil, rápido y económico de lo que imaginas.

Aquí queremos explicarte paso a paso lo que debes hacer para crear uno perfecto y lucirlo en tu jardín o terraza.

 

Durante los últimos años, se han puesto de moda. De hecho ocupan un lugar de privilegio en la decoración.
¿Te apetece fabricar un sofá con ellos? Entonces, lo primero que debes hacer es reunir los siguientes materiales:
  • Diez palés. Seis los utilizarás para la base y los otros cuatro para el respaldo. Con esto conseguirás un sofá de tipo chaise longue.
  • Una sierra de calar. También precisarás para efectuar los cortes un cúter y un lápiz.
  • Una lijadora eléctrica. Compra también barniz y/o pintura para darle color.
  • Los cojines. Puedes reutilizar los de un antiguo sofá, confeccionar los tuyos con gomaespuma y tela o comprarlos directamente en una tienda. En cualquier caso, si vas a ponerlos en el sofá, asegúrate de que sean resistentes al sol.

 

☝️ Esto es lo básico.

 

Guía paso a paso para fabricar tu propio sofá con palés.

👉 Lo primero que debes hacer es ponerte unos guantes resistentes que te protejan.

 

Dicho esto, llega el momento de poner manos a la obra:

  • Lija los palés. Para ello, usa la lijadora eléctrica. Después, aplica una mano de barniz que les dé un toque envejecido o, si lo prefieres, una capa de imprimación para pintarlos posteriormente. (No te olvides de cortar dos de los palés por la mitad para los reposabrazos.)
  • Crea la estructura. Pon tres palés tumbados en el suelo dibujando una L y, a continuación, otros tres sobre ellos. Fíjalos con tornillos. Después, coloca los otros cuatro en vertical alrededor de ellos para dar forma al respaldo y a los reposabrazos.
  • Toma medidas. Y, en base a ellas, corta los trozos de gomaespuma que formarán los asientos y el respaldo. Asegúrate de que encajan perfectamente antes de ir al siguiente paso.
  • Corta la tela. Multiplica por dos el área frontal de los fragmentos de gomaespuma, añade el ancho y suma un par de centímetros más para no quedarte corto. Después, envuélvelos y fíjalos con grapas para que queden perfectos.
  • Cubre los laterales. Esto es opcional ya que, si te gusta la estética de los palés, no tienes por qué hacerlo. Pero, si prefieres que queden ocultos, corta piezas de tela del tamaño necesario y adhiérelas con clavos o cola. Este último sistema es más discreto y estético.

 

Una vez que hayas terminado todo lo anterior, solo te quedará probar el sofá. Asegúrate de que no hayan quedado aristas que puedan clavarse en los cojines ni en quienes se sienten en él. Fíjate también que sea lo suficientemente cómodo. En caso de que necesites reforzarlo y darle más confort, puedes añadir bajo los asientos una capa adicional de gomaespuma para hacer que resulte más blando y mullido. Ya solo te quedará elegir unos cojines bonitos que le den una pincelada de contraste cromático 🖤.

 

En definitiva, fabricar tu propio sofá con palés es más fácil de lo que piensas. Además, el proceso de elaboración es extremadamente simple y los resultados estéticos para tu jardín o terraza, excepcionales. Así que, ponte manos a la obra y crea uno único y exclusivo.

 

¿Qué te ha parecido esta idea tan práctica? ¿Te animas ahora a construir tu propio sofá?

 

¡Si quieres obtener más consejos, tutoriales e información valiosa para tus creaciones y reparaciones te invitamos a que sigas navegando por el blog! 🙌

Compartir en

0 COMENTARIOS

DEJA TU COMENTARIO



Artículos relacionados
Ver TODOS los artículos